viernes, 30 de mayo de 2014

DÍA DE LA FLOR

   Hoy ha sido un día especial en el cole, ha sido el día de la flor a la Virgen.


   Es un día que desde el grupo de pastoral lo llevan tiempo preparando y lo mismo ocurre en la clase. A lo largo de este mes, hemos conocido más a fondo a María, la mamá de Jesús. Y hoy ha sido su día, como ha dicho un peque de mi clase: "Con tantas flores se habrá puesto muy contenta".

Cada peque ha traído una flor para entregarla en la ofrenda y han venido super elegantes; por ello, quiero agradecer a las mamas todo el esfuerzo y colaboración que han hecho, no solo por traer una  flor o varias flores, sino también por prepararlos tan guapos. ¡Parecían unos verdaderos modelos!

Han llegado a clase emocionados, enseñándose sus vestidos y sus flores. Y así de nerviosos han posado.
 
Victor estaba supernervioso y muy orgulloso de su ramo de rosas.
 
 
Natalia estaba super contenta y asi nos lo ha demostrado posando.

 
 
A Julia lo de posar le encanta y lo hace con mucha naturalidad.



Naia también lo ha disfrutado y eso que ¡sostener esa cala tan grande no era fácil!

 
A Álvaro no le gusta mucho posar, pero parece un autentico soldado.

 
Y que me decis de Gabriel. ¡Estaba supercontento con su centro de flores!

 
A Victor lo de posar le cuesta, pero lo ha hecho como un campeón.

 
Y Marcos estaba super orgulloso de su ramo de margaritas.

 
Pilar ha disfrutado posando con la mayor naturalidad

 
A Irene también le ha gustado posar y nos ha regalado una de sus mejores sonrisas.

 
Sofía ha sido la que ha tenido la suerte que en el pito pito gorgorito le tocase entregar el ramo en el acto que ha tenido lugar más tarde.

 
A Miguel también le cuesta posar, por eso le agradezco el esfuerzo hecho

 
A Silvia también le ha gustado posar y en su sonrisa se nota.

 
Elena también estaba muy contenta con su ramo de flores
 
 
A Ángel también le ha dado vergüenza...
 
 
...pero a quien le ha dado tanta vergüenza que no ha consentido ponerse a posar ha sido a Marcos. Y es que intentar convencer si, pero obligar no. 
 
Después, hemos esperado a que fuera nuestro turno y hemos salido a hacerle nuestra ofrenda a la Virgen.


 
Y cuando todos los compis de la etapa han entregado sus flores, nos hemos decidido a posar así de guapos y elegantes. ¡No me digáis que no están para comérselos!



 
Luego hemos ido a clase, hemos trabajado un poco, nos hemos tomado el almuerzo y hemos salido al acto que estaba preparado y ¡sorpresa! ¡NUESTROS PAPAS, MAMAS Y DEMÁS FAMILIA ESTABAN ALLÍ!

 
Nos hemos portado muy bien.

 
 
Algunas han pasado un poco de nervios esperando a que les tocase y ¡quitando pétalo tras pétalo, casi no nos quedan flores para ofrendar!

 
Nuestros amigos de tercero de primaria que han hecho este año la primera comunión también estaban un poco nerviosos.

 
Y poco a poco, el acto ha ido avanzando y así de atentos hemos estado.














 
Ha sido un acto muy bonito y otra vez ha vuelto a ser una realidad la colaboración entre escuela y familia.
 
¡GRACIAS  A TODOS POR VUESTRA PARTIPACIÓN Y COLABORACIÓN1

 
 

 

jueves, 29 de mayo de 2014

¡¡¡CÓMO HEMOS DISFRUTADO CON LAS CEREZAS!!!

Nuestro cole lleva ya varios años, participando en un plan de consumo de fruta en los colegios promovido por la DGA. A lo largo del curso, se han ido haciendo entregas semanales de diferentes frutas (plátanos, peras, manzanas...) y todo con el único fin de intentar que nuestros peques se vuelvan consumidores diarios de un mayor número de frutas.

Con todas las frutas hemos tenido "nuestros mas y nuestros menos", pero hoy al ver la que nos tocaba hemos tenido sentimientos encontrados: Por un lado estaban los que estaban encantados y por otro lado, teníamos a los que solo el verlas les daba "repelús".

Y claro se me ha presentado un dilema:
¿Qué hacer para que los peques por lo menos probasen las cerezas?.
Pues bien, la solución no la tenía yo, la tenía la mama de Julia, una peque de la clase, que al comentarle que íbamos a comer cerezas, me ofreció un utensilio que ella tenía para quitar los huesos de las cerezas. Os lo presento a continuación.

                               

No os podéis imaginar como el simple hecho de tener que utilizar este "deshuesador" ( no se si se llama así) ha cambiado nuestra motivación para comer cerezas.

                                                   ¡¡¡Cómo hemos disfrutado!!!!!

Algunas estaban acostumbradas a utilizarlo y no necesitaban ningún tipo de ayuda.
 
 
 
Otros han disfrutado de igual forma deshuesando cerezas que comiéndoselas.
 
 
 
 
A otras se les ponía cara de emoción
 
 
 
 
Algunas ponían todo su empeño
 
 
 
 
Otras  y otros no estaban muy convencidos de que les fuera a funcionar y han necesitado un poco de ayuda. ¡Sus caras lo dicen todo!
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
Sin embargo, la mayoría para ser su primera vez lo han hecho muy bien.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No nos daba tiempo a  quitarles el "rabillo" y aunque alguna madre no se lo crea:

¡¡¡¡¡¡¡NOS HEMOS COMIDO TODAS LAS CEREZAS!!!!!!