miércoles, 17 de diciembre de 2014

¡PESCAMOS PECES DE VERDAD!

Hoy por la mañana he sorprendido a los peques diciéndoles que íbamos a pescar en el hielo como hacen los Inuits. Algunos me han dicho que eso ya lo habíamos hecho, pero yo he insistido; además, les he comentado que yo quería ser la primera en pescar. Algunos se han sorprendido, pero no han dicho nada. 
 
La clase en silencio. Yo con mi caña. Todos callados y....
 
¡Sorpresa! ¡Con mi caña he pescado un pez de verdad!.
 
¡Se han quedado con la boca abierta!
 
Claro y después de eso casi todos querían pescar. Digo casi todos porque alguno no se ha animado a tocar un pez de verdad, pero si que ha estado muy atento a todo lo que ocurría.
 
A la hora de pescar han intentado hacerlo con caña pero hemos terminado cogiéndolos con la mano. ¡Nuestra caña de juguete no daba para semejante experiencia!
 
¡Así que los y las más valientes se han lanzado a pescar!.
 
 
 
Algunos parecían disfrutar
 
 
 
 
 

 
Otras parecían decir: "Si hay que cogerlo se coge porque la curiosidad nos puede, pero .....

 
Otras buscan y buscan...

 
...hasta que lo encuentran.
 

 
Algunas no han disfrutado mucho porque como nos ha dicho ¡olía mal!


 
Otras me han sorprendido muy gratamente y no han tenido reparo en "pescar" y disfrutar de la experiencia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Otros buscaban y buscaban hasta encontrar


 
Algunas les ha hecho tanta ilusión que lo agitaban sin parar ¡miedo nos ha dado acabar con el pez encima de nuestras cabezas!

 
Aquí tenemos un claro ejemplo de peque que se ha lanzado a pescar, pero luego no estaba muy convencido


 
 

A algunos solo meter la mano para buscar ya no les hacía mucha gracia.

 


 
 
 
Después, hemos pasado a las mesas y allí hemos hecho de "investigadores".
 
Primera pregunta: ¿Porqué creéis que se han muerto estos peces?
 
-Respuesta: Por que les han clavado un pincho.
 
¿Vemos alguna marca de un pincho?
 
-No
 
-Entonces...
 
-Porque los han cogido con una red.
 
-¿Y eso es malo? ¿Si yo os cojo con una red os pasa algo?
 
-No
 
-Entonces vamos a pensar: Nosotros cuando vamos a la piscina ¿podemos respirar fuera del agua?
 
-Si
 
- Y cuando nos metemos dentro del agua ¿podemos respirar?
 
-No
 
-¿Qué hacemos entonces?
 
-Nos llenamos de aire y tapamos la boca.
 
-Pues a los peces les pasa al revés: dentro del agua pueden respirar, pero fuera no. Entonces cuando lo sacan del agua....
 
-Se muere.

 


 
Oye y ¿por donde creéis que respiran los peces? ¿Tienen nariz?
 
Todos miran sus peces y no se la ven
 
Entonces miramos a los lados de la cabeza y vemos que hay unas rayitas que se abren: ¡Eso son las branquias y por allí respiran los peces!
 

 
Después, les hago otra pregunta: ¿Y los pies donde los tienen?
 
-No tienen.
 
-¿Y cómo van de un lado a otro?
 
-Moviendo las aletas como Nemo.
 
Pues todos a buscar las aletas: Al final encontramos cuatro.


 
-¿Y boca tienen?
 
-Si
 
La presionamos por los lados y la conseguimos abrir.
 

 
- Y ahora una pregunta solo para mayores, la piel de los peces esta cubierta de unas cosas plateadas, ¿sabéis como se llaman?
 
Pues nadie lo sabía
 
-Se llaman escamas. Si frotamos despacito nos saldrán.
 
Todos los frotan y ¡nos salen las escamas!

 
Al final, hemos hecho una síntesis de todo lo aprendido y ya les hemos dicho adiós a nuestros pececillos. A algunos le ha dado pena separase del suyo ¡Se lo querían llevar a casa!
 
 
Bueno pues hasta aquí nuestra experiencia.
 
¡¡¡EXPERIENCIA OLOROSA Y RESBALADIZA,
 
PERO TOTALMENTE EXPERIENCIAL Y MANIPULATIVA¡¡¡
 
 

2 comentarios:

  1. Una pasada el blog silvia.te lo curras pero bien enhorabuena me tienes enganchada y no soy mama de nadie.jajajajjaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel. Me alegro q te guste el blog y seas una fiel seguidora

      Eliminar